Miguel Cobo

Ya sea que esté en la playa en verano o en las laderas en invierno, sus ojos pueden sufrir graves daños por los rayos UV. Al igual que protegemos nuestra piel de las quemaduras solares, también debemos asegurarnos de que nuestros ojos estén protegidos mientras disfrutamos de las actividades al aire libre.

Las formas en que puede proteger sus ojos del daño solar incluyen:

1. Comprender la radiación ultravioleta (UVR). Hay tres gamas de UVR: UV-C, UV-B y UV-A. La mayoría de los daños en los ojos son el resultado de los rayos UV-B, que algunos investigadores sospechan que pueden contribuir al desarrollo de cataratas y al cáncer ocular.

2. Comience temprano. Los investigadores estiman que recibimos el 80 por ciento de nuestra exposición de por vida a los rayos UVR antes de los 18 años. Además, los ojos de los niños transmiten más rayos UVA a la retina que los adultos, lo que aumenta su exposición y el riesgo de daño ocular posterior.

3. Use gafas de sol. Busque gafas de sol que transmitan no más del uno por ciento de UVB y uno por ciento de UVA. Las lentes deben ser oscuras y lo suficientemente grandes para cubrir completamente el ojo para evitar que la luz del sol se filtre a través de los lados de las gafas.

4. Obtener protección adicional con lentes de contacto. Si usa contactos, es posible que ya esté protegiendo sus ojos. Algunos lentes de contacto proporcionan protección contra rayos UV, aunque los niveles de protección pueden variar. Los bloqueadores UV de clase uno proporcionan la mayor medida de protección.

5. Use sombreros. Un sombrero de ala ancha puede proteger tus ojos del sol.